Un malbec mendocino será el vino del brindis oficial en la apertura de Rusia 2018

Compartir

A poco más de cinco meses del inicio del Mundial, en Rusia ya comenzaron a celebrar la mayor cita del fútbol global con un malbec argentino.

La bodega mendocina Alpasion, controlada por varios inversores argentinos y extranjeros, entre ellos un empresario ruso, lanzó el vino de alta gama “Lev Yashin”, en honor a ese legendario arquero moscovita, considerado el mejor del mundo y el único en ganar un Balón de Oro, en 1963.

El accionista ruso, Andrei Peregoudov, es dueño en su país de una gran constructora, entre otras empresas, que fue la encargada de la reconstrucción el Estadio del club Dynamo (rebautizado como VTB Arena) en Moscú, y también participó de la remodelación del Estadio Olímpico Luzhniki, en la misma ciudad, que será la sede de la apertura y el partido final del Mundial.

Con sus contactos, Peregoudov logró que el vino malbec Lev Yashin sea el utilizado en la inauguración oficial del estadio mundialista Luzhniki, el mismo donde la Argentina y Rusia jugaron su amistoso en noviembre pasado.

Ahora, el empresario negocia para que ese mismo vino de alta gama forme parte del evento futbolístico, que se realizará en ese país entre el 14 de junio y el 15 de julio.

“Mientras remodelaba el estadio del Dynamo, se le ocurrió comprar los derechos a la viuda de Lev Yashin para hacer un vino en homenaje al arquero. Buscaba fusionar la Argentina, el fútbol con el arqueo ruso y el Mundial. Y fue utilizado en la inauguración oficial del estadio donde se jugará la final”, explicó a este diario Guillermo Cacciaguerra, gerente general de la Bodega Alpasion, de Los Chacayes, Tunuyán, Valle de Uco.

El vino Lev Yashin, arquero conocido como “la Araña Negra” en referencia al color oscuro de su camiseta y porque parecía tener ocho brazos para atrapar la pelota, se vende al público en u$s 28 a u$s 30, y en la bodega mendocina hay unas pocas botellas a $ 550.

Al ser una partida especial, es limitada. A Rusia ya viajaron 10.000 botellas y otras 300 quedaron a la venta localmente.

El estadio donde juega el Dynamo de local, reconstruido por Peregoudov, lleva el nombre de Lev Yashin, ex arquero también de ese equipo.

Si el proyecto prospera como el accionista ruso lo desea, podrán brindar durante los partidos con ese mismo vino en forma oficial.

La bodega mendocina es bastante nueva. Nació en 2010, de la mano de un empresario holandés, Toine Knipping, alma mater del proyecto. Creó un fondo con 15 inversores extranjeros, inicialmente, con el objetivo del desarrollar el proyecto vitivinícola desde cero, en 86 hectáreas, de las cuales hoy 60 están plantadas con vides. Como está abierto a nuevos inversores, hoy suman 56 los dueños, pero ninguno controla más del 25%; los cuatro principales suman el 50%. El empresario ruso Peregoudov se sumó en 2015 y controla hoy cerca del 15%.

Alpasion produce entre 150.000 y 200.000 botellas al año, con la meta de alcanzar las 500.000 en 2022, con cuatro líneas que van desde desde los $ 170 hasta los $ 870 de su ícono al público. La empresa, en su mayoría de capitales extranjeros, exporta el 90%, pero esperan a futuro poder colocar el 30% en el mercado local.

Desde 2010, llevan u$s 10 millones invertidos en el proyecto, a los que sumarán otros u$s 3 millones más para construir su propia bodega, en el mismo predio donde cuentan con la finca y una posada con restaurante.

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com